dimarts, 25 de maig de 2010

Volvemos con Maxi

Biescas nombrará Hijo Predilecto de la villa a Máximo Palacio

Un grupo de personas de Biescas, han preparado un acto público de homenaje a Máximo Palacio Allué, nacido en esta localidad en 1930. Escritor en lengua aragonesa ha estado entregado a la ermita de Santa Elena, la botánica, el telar y todo lo relacionado con la cultura y la vida de la población en particular, así como de su tierra pirenaica en general.

El sábado día 22, se presentará el libro "Un paseo con Maxi por la historia de Biescas", que cuenta el vivir de la villa y a la vez un reconocimiento al homenajeado. Los autores son diez personas, siendo una obra colectiva. El sábado 29 de mayo será la Corporación Municipal la que en un acto público lo nombre Hijo Predilecto de Biescas.

Máximo Palacio de niño salió con su familia a vivir en Francia, pero, a parte de esta corta estancia en el extranjero, no ha dejado nunca de residir en Biescas. Es uno de los impulsores de la asociación cultural Chen del lugar y el Consejo Comarcal del Alto Gállego le ha otorgado en el 2004 el premio de Voluntariado por su esfuerzo en promocionar la cultura local.

Ya en 1978 recibe el premio literario Falordias del Rolde de Estudios Aragoneses de Zaragoza por O Alto Aragón cuan yera mozé chicotón. Actualmente es colaborador en las revistas Fuellas y Jacetania. También ha colaborado en la realización de los folletos Toponimia de Tierra de Biescas y Fuentes, fontañones, paúles y pochancos de Tierra de Biescas.

En el 2004 fue editado por el Consello d'a Fabla Aragonesa su libro Traquitos de Biescas. Es una antología autobiográfica escrita en aragonés en la que se recogen historias y vivencias del autor, entre las que se encuentra la ya mencionada O Alto Aragón cuan yera mozé chicotón.

Desde la organización del acto se ha destacado que siempre compaginó su trabajo con el mantenimiento de la ermita de Santa Elena y con sus aficiones humanísticas y científicas. Pero, al llegar la jubilación, se entregó a estas últimas actividades con dedicación exclusiva. En lugar de emplear las mañanas en vigilar e inspeccionar las obras y llenar las tardes en aficiones y tareas propias de la condición retirada, no sólo aprendió a tejer sino que se metió de lleno en el mundo de la informática.

Esto sólo es un botón de muestra de su singularidad y genialidad. Sólo hay que entrar en los bajos del ayuntamiento, donde tiene su “laboratorio” y ver la perfecta conjunción que forman el telar, el ordenador, los libros de plantas y el sinfín de herramientas, artilugios y cacharros diversos que allí pueden hallarse. Como todo el mundo sabe, esto que decimos no ha sido óbice para Maxi a la hora de entrar en los bares y de hacer vida social.

Los autores del libro han renunciado a cualquier compensación de tipo económico. Al considerar que su paga consiste en el homenaje a Maxi y en lo que han podido aportar. Los beneficios que pudieran obtenerse de su venta, una vez amortizada la edición, irán destinados a lo que más se necesite tanto en el CRA “Alto Gállego” como en la Sección local del IES “Biello Aragón”.