divendres, 7 de gener de 2011

S.D. Huesca (I)


1910 - 1927 : Un sentimiento y una ciudad hacen un equipoDe la unión de un sentimiento por el fútbol y del apoyo de la Ciudad de Huesca, nació el "Huesca Fútbol Club", allá por el año 1910. Don Jorge Cajal fue el primer Presidente de la entidad oscense.

El Huesca Fútbol Club comenzó a jugar sus primeros partidos en los terrenos de la Estación. Se decidió que el mencionado solar sirviese de emplazamiento para el acuartelamiento "Alfonso I", por lo cual el Huesca tuvo que jugar en el campo de “La Cabañera”, en la Carretera de Zaragoza. Debido al creciente interés de la afición oscense, el Huesca tuvo que trasladarse a un nuevo campo, esta vez en los terrenos del actual Cementerio. En el partido inaugural se disputó un partido contra el Stadium de Zaragoza.



Imagen del primer partido del Huesca F.C.



El Huesca no entró a formar parte de la Federación hasta el año 1922. Lo hizo con Don Santos Solana de presidente y con los siguientes directivos :

D. Jorge Cajal Lasala, D. Lorenzo Fuyola y D. Antonio Lasaosa Sorribas. Lorenzo Lera fue el socio número uno del Club. Se le inscribió en la Federación con la indumentaria azulgrana debido a que sus Directivos eran simpatizantes del F. C. Barcelona.

Uno de los primeros partidos de los que se tiene referencia escrita fue contra el Bosco F.C., derbi oscense en toda regla. El resultado final fue el siguiente: Huesca F.C. 3 - Bosco F.C. 5. Los equipos presentaron las siguientes alineaciones :

Huesca F.C. : Torres; Coarasa, Ostale; Noailles, M. Estaún, Monrás;
R. Bescós, A. Estaún, J. Arenas, S. Bello, J, González

Boscos F.C. : Lafita, Bellostas, Bosque; García, Bastida, Mur;
Bage "Bocha", Moral, Fenero, Seral y Ferrer


A mediados de la década de los 20 llegó el profesionalismo al Club. En 1926 se inauguró el Campo de "Villa Isabel", en un partido contra el Barcelona que acabó 2-2.

El Huesca Fútbol Club, bajo el mandato de Don José Maria España, vivió una época dorada y llena de ambiciones que permitió las contrataciones del catalán Felipe o el madrileño Costa. Pero el alto coste de los fichajes y una invasión de campo en un polémico arbitraje de Copa contra el Zaragoza, hicieron que la Federación sancionase al Huesca: el campo fue cerrado y, finalmente, la Federación apartó de la competición al Huesca Fútbol Club en 1927, con lo que se cerró la primera etapa competitiva del Club oscense.