dijous, 1 de juliol de 2010

La fueva


Mostra un mapa més gran

Nº de habitantes del municipio: 613 de los cuales 127 son de Tierrantona.

Engloba Alueza, Atiart, Buetas, La Cabezonada, Caneto, Clamosa, Charo, Formigales, Fosado, Fuendecampo, Humo de Muro, Humo de Rañín, Aluján, Mediano, Morillo de Monclús, Pocino, Rañín, Salinas de Trillo, Samitier, Samper, San Juan de Toledo, Solipueyo, Tierrantona, Troncedo, Laplenilla y Trillo.

Históricamente, La Fueva había sido una comarca geográfica y políticamente independiente tanto del Sobrarbe como de la Ribagorza, con los que lindaba, pero con el despliegue de la moderna comarcalización de Aragón, vio separadas su parte occidental (con Tierrantona como núcleo principal) y su parte oriental (con Foradada del Toscar como capital), perteneciendo la primera administrativamente a la comarca del Sobrarbe, mientras que la segunda queda adscrita a la Ribagorza. No obstante, la vertiente sobrarbesa del valle tiene una mayor superficie, ya que incluye los municipios de Palo y de La Fueva propiamente dicha.

El valle de la Fueva tiene un dialecto característico de la lengua aragonesa, llamado fobán o fobano, que tiene características similares a las del aragonés oriental, y que debido al aislamiento en que vivió el valle hasta fechas relativamente avanzadas del siglo XX (sin demasiados accesos por carretera o comercio con el exterior, en comparación con los valles centrales del Sobrarbe), se ha conservado hasta la actualidad de forma lo bastante singular si se tiene en cuenta la ubicación del valle fuera de las zonas correspondientes al Pirineo más abrupto. Actualmente, aún quedan hablantes testimoniales de esta lengua en lugares y aldeas del municipio, por cuyo motivo está considerado como un municipio potencialmente bilingüe en el anteproyecto de Ley de Lenguas de Aragón.

Tierrantona ostenta la capitalidad de La Fueva. El municipio de La Fueva procede de la unión entre los antiguos municipios de Tierrantona y Fuendecampo, producida en el año 1999. Desde allí se puede acceder al Tozal de Muro, donde se encuentra Muro de Roda, recinto amurallado del siglo XII de características defensivas fiel a la estructura poblacional bajo medieval. En él se halla la iglesia románica de Santa María (s.XII) de tres ábsides sobre criptas y una única nave, siguiendo el modelo dela antigua catedral de Roda de Isábena. En el collado, a pocos metros del recinto amurallado se encuentra la pequeña iglesia de San Bartolomé, obra del siglo XI, a la que se le añadió un diminuto claustro en el siglo XVI. Vistas impresionantes del Valle de La Fueva, del Valle del Cinca y de los Pirineos, en comunicación visual con Samitier.

En Samitier podemos ver los restos de una torre defensiva de base poligonal. En Samitier, hacia el siglo XI se encontraba un castillo el cual tuvo distintos señores. Sólo queda en pie su torre hexagonal y una veintena de metros de muro, cerrando la abrupta pendiente por el único acceso a pie, a mediados del s. XI construyeron una iglesia dedicada a los santos Emeterio y Celedonio es de tres naves y ábsides, levantados sobre el mismo borde del acantilado extraplomado. Su actual parroquia está dedicada a San Miguel. En sus alrededores hay otras ermitas como la de Santa Waldesca o la de san Antonio.

En la aldea de Aluján podemos observar un buen exponente de las casa fortificadas del siglo XVI. Se trata de casa Mur, que cuenta con tres torres, dos de planta cuadrada y otra de planta redonda.

En Formigales podemos contemplar los restos de la que en su día fue iglesia parroquial y la casa fuerte de Formigales, que con estilo gótico aragonés corresponde al siglo XVI. La iglesia está dedicada a Santa Eulalia.

En Humo de Rañín encontramos el oratorio dedicado a San Juan, con nave y ábside rectangulares. Data de finales del siglo XVII. Tanto casa Solano como casa Fantova presentan aspilleras, típicas de las construcciones de carácter defensivo.

Mediano se encuentra sumergido bajo las aguas del embalse del mismo nombre. Cuando el nivel de las aguas baja emergen los restos del pueblo, destacando la torre de su iglesia y un "esconjuradero".

La iglesia parroquial de Rañín está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, de origen románico. Durante los siglos XVI y XVII sufrió reformas. En su interior conserva una interesante talla de la virgen, hoy en el Museo Diocesano de Barbastro.

Los núcleos dispersos de Atiart, La Cabezonada, La Cuesta, La Mariñosa, El Mediano, Moliniás, La Mula, San Juan, Samper, Fosado y Fuendecampo, englobados, responden a la denominación de Toledo de la Nata. Destacar la iglesia románica lombarda de San Juan de Toledo del siglo XI, declarada monumento Histórico-Artístico, conservando en su interior pinturas murales del siglo XVI.

En Troncedo quedan restos del castillo que fue construido en la primera mitad del siglo XI para consolidar la frontera ante la plaza musulmana de Graus.

El conjunto histórico-artístico de Muro de Roda (siglo XI), de estilo románico, enclavado en el lugar de Lumo de Muro (antiguamente llamado Muro de Roda como el monumento). Esta fortificación con edificios religiosos fue construida por Sancho Garcés III de Navarra para proteger las fronteras del reino ante los sarracenos, y formaba parte así de la llamada Línea de defensas de Sobrarbe.